Cristina Martín no es profesora, pero su testimonio es para la docencia tan importante como el de cualquier docente. Su hijo Dani tiene 14 años, cursa 3º ESO y está diagnosticado desde hace 7 años con Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)