¿Qué ocurre cuando los sistemas educativos desdeñan las artes, el teatro, el deporte y las expresiones de creatividad máximas? ¿Se puede ser creativo educado de esta manera?

Sir Ken Robinson explica cómo las escuelas matan la creatividad y siguen reproduciendo paradigmas educativos que provienen de la revolución industrial.