Otra de las propuestas pedagógicas que desde Orienta Tu Futuro queremos impulsar es la del Aprendizaje-Servicio. Esta metodología está muy relacionada con la educación para el emprendimiento y el ABP de los que ya os hemos hablado. Del mismo modo que la educación para el emprendimiento desarrolla competencias de las exigidas por la LOMCE, el ApS desarrolla partes del currículo como la competencia social y cívica. Además, promueve el esfuerzo y la responsabilidad, y destrezas psicosociales.

El matiz que diferencia al ApS de las otras dos propuestas radica precisamente en el carácter de servicio que esta metodología propone. En la página de la red española de ApS https://aprendizajeservicio.net/2017/07/05/el-ayuntamiento-de-madrid-firma-un-convenio-con-ocho-universidades-para-promover-el-aprendizaje-servicio/ explican que “plantar un árbol donde se necesita es un acto solidario; investigar las causas de la degradación de un bosque es una actividad de aprendizaje; y comprometerse en su reforestación aplicando lo estudiado es aprendizaje-servicio”.

Para poner en marcha un proyecto de ApS es necesario conocer la realidad del barrio, de la ciudad, del entorno en el que está enclavado el centro educativo e identificar una situación que necesita mejorar. Los alumnos se comprometen a desarrollar su proyecto solidario, poniendo en práctica conocimientos, actitudes, valores y habilidades.

Lo más importante del ApS es que los alumnos actúan sobre necesidades reales y consiguen cambios que mejoran su entorno, ya que no se trata únicamente de una tarea de concienciación o sensibilización, sino también de un paso a la acción, un compromiso por el desarrollo de un proyecto solidario del cual son los artífices.

Poner en marcha proyectos de aprendizaje-servicio en un municipio ofrece ventajas directas y claras. La colaboración entre el consistorio, las asociaciones locales y los centros educativos son primordiales para desarrollar acciones que beneficiarán a la ciudadanía, aumentando la cohesión social y disminuyendo el fracaso escolar de los estudiantes, que encuentran en el ApS un sentido práctico y motivador a los contenidos educativos.

Cuando pensamos en Aprendizaje-Servicio es inevitable pensar en la profesora y emprendedora social Ashoka Roser Batlle. Roser ha desarrollado multitud de proyectos basados en el ApS y comparte sus reflexiones y hallazgos en su blog https://roserbatlle.net/. En su libro El aprendizaje-servicio en España: el contagio de una revolución pedagógica necesariahabla en detalle de esta metodología y de cómo está funcionado en nuestro país.

Creemos que merece la pena escuchar a Roser para comprender mejor cómo se puede aprender desarrollando una labor social, así que os dejamos con un vídeo.