¿Para qué sirve la neurociencia?

David Bueno, biólogo y genetista, nos explica en su libro “Neurociencia para educadores” cómo aprendemos

El prefijo “neuro” está de moda, se añade a términos diversos, y desde luego, también está presente en educación. La neurociencia es una de las grandes aportaciones más recientes al ámbito educativo. Explica cómo se produce el proceso de enseñanza-aprendizaje desde la comprensión del funcionamiento del cerebro humano.

La neuroeducación es una disciplina apasionante para todos los que trabajan como docentes o son educadores, lo cual también atañe indudablemente a los padres.

De modo que seas docente o profesor, te interesa saber cómo la educación que le estás dando a tus alumnos o a tus hijos están dejando tu huella en su cerebro para siempre. ¿Sabías que existen una serie de falsos mitos que muchos de nosotros aún creemos?

No es cierto que solo usemos el 10% de nuestro cerebro, ni que las diferencias entre el cerebro femenino y el masculino justifiquen la necesidad de diferenciar las clases entre clases para chicos y para chicas. Tampoco es cierto que cuando envejecemos ya no somos capaces de aprender.

La neurociencia explica por qué debemos fomentar el aprendizaje desde el placer, la motivación y las emociones positivas. No podemos seguir pensando que “la letra con sangre entra”. Para que los estudiantes no piensen que estudiar es aburrido hay que fomentar en ellos el interés a través de metodologías nuevas, que abordan el aprendizaje desde diferentes enfoques, como el aprendizaje basado en proyectos.